Hoy es San Francisco de Sales, patrón de los #periodistas. Y hay que celebrarlo, por todo aquello que no va bien en el oficio y que un puñado de imbéciles intentamos cambiar.

Porque todo te indica que no es el momento adecuado para ganarse el pan con esto y te niegas a aceptarlo, porque crees que es importante no rendirse o desfallecer.

Por la cantidad de compañeras y compañeros que se parten el culo por una miseria y que merecen reconocimiento y respeto.

Por la dignidad que nos quitaron — y nos dejamos quitar — y que estamos obligados a recuperar.

Por la credibilidad que se nos supone y que hay que conquistar día a día.

Porque este oficio no es bueno ni malo y, aunque la vida te dice que tu tren pasó… sigues creyendo en esta mierda.

Porque algunos no sabemos vivir de otra manera. Periodismo o muerte.