Se trata exactamente de eso, de «consultar»,  como en el médico. Me explicas cuál es tu preocupación, qué es lo que quieres hacer para ti mismo, para tu Start-Up, PYME u organización y, en función de mi experiencia y conocimientos, procuro orientarte sobre una posible estrategia. Ojo a esto. Es una primera toma de contacto y análisis, además de una orientación, no una varita mágica. Si tras mi propuesta quieres que sigamos trabajando juntos… fenomenal. En caso de que mis ideas no te convenzan, por el motivo que sea… tan amigos. Sin ningún tipo de compromiso.