Posteo un fragmento de una de las lecturas en las que ando metido actualmente. Se trata de la auto biografía de Harpo Marx, que descubrí gracias a un comentario hecho por Arturo González-Campos en una entrevista reciente, en un podcast. Si una biografía comienza así (es de las primeras veinte páginas)… no puede ser mala, de ninguna de las maneras.

[…]

He tocado el piano en una casa de putas. He sacado papeles secretos de Rusia clandestinamente. Me he pasado una tarde en un diván con Peggy Hopkins. He enseñado a toda una pandilla de gánsters a jugar al pincha-pellizca. He jugado al cróquet con Herbert Bayard Swope mientrás él tenía al gobernador Al Smith esperándole al teléfono. He apostado con Nick El Griego, he cambiado fintas de boxeo con Benny Leonard, he cabalgado con el Príncipe de Gales, he jugado al ping-pong ocn George Gershwin. George Bernard Shaw me ha pedido consejo. Oscar Levant ha tocado conciertos privados para mí a un dólar por la tirada. He jugado al golf con Ben Hogan y Sam Snead. He tomado el sol en la Riviera con Somerset Maugham y Elsa Maxwell. Me han echado del casino de Monte Carlo.

[…]

La verdad es que no tenía derecho a hacer ninguna de estas cosas. No podía leer una nota de música. Nunca terminé el segundo curso. Pero me estaba divirtiendo demasiado para reconocer que era un advenedizo ignorante.

Yo he adquirido mi ejemplar en Letras Corsarias. Disfrutad de la lectura y ya me comentaréis